Una canción

Apagado, hoy… sin motivo.
Cárcel de piel la mía
que encierra melodías tristes
y en mi cabeza resuenan
al compás de mi latido;
lento, pesado,apagado…

Jaula que encierra gritos
ahogados en el destino.
Incertidumbre es el futuro,
amargo el presente vivido
que de desazón cubre el alma,
y crea notas… que no calman.

Una canción desesperada:
tristeza, desazón… una vida amarga.
La psique lucha por apagarla,
guerra perdida,
hoy mi corazón se para.

Miedo

Continúo andando en línea recta, miro al frente para no encontrar ojos que me juzguen; y en silencio avanzo. Mis oídos se cierran ante las palabras de los osados que me hablan. ¡Yo no molesto, déjenme caminar! Al final, liberan la senda, mi senda; y la ligereza vuelve a mis pies.

El sonido de los pájaros, el arreciar del viento, el crujir de las ramas… son melodías que consiguen relajarme. Cierro los ojos y disfruto del privilegio que se me brinda. Una voz interrumpe mi descanso: «Niña, ¿por qué no abres los ojos y disfrutas del paisaje?». Dentro de mí crece la ira al escuchar una voz que rompe con la armonía de mi cuerpo. Corro para alejarme.

El cansancio me obliga a parar mi carrera, me siento en una roca cercana a mi travesía. Respiro con profundidad inhalando el frescor del atardecer. Y la voz vuelve…«Niña, si sales de la senda llegarás a un verde prado donde podrás descansar con mayor comodidad». Mi respiración se acelera, pierdo el control de mi cuerpo y grito: ¡Déjame descansar!

Me levanto y emprendo la marcha. Mis piernas están doloridas y mi espalda resentida. ¡Maldita roca! Busco el sonido de la naturaleza y solo encuentro silencio. Desesperada miro a mi alrededor, solo encuentro oscuridad. Salgo del camino, ¿dónde está el prado?. Choco contra una pared. Me muevo en otra dirección y un muro crece frente a mí. Abatida me dejo caer al suelo.

Ya no escucho a la gente, la naturaleza desapareció, y aquella voz que me acompañaba enmudeció. Entre estas cuatro paredes espero…Niña-sentada-con-miedo-500x285.png

 

Reencuentro

list_640px

Es un cuerpo invadido por el desasosiego,

deshaciendo telas enredadas

por el tiempo.

Y en una vida de futuro abatido,

de lunas rotas y destierros;

allí, en el camino

te encuentro.

Mas temo cada palabra,

y cada sentimiento;

ahora, frente a tus ojos

que me hablaron de otro tiempo,

yo ya sé todo

y tengo miedo.

 

El Duque del Altozano de F. Cotta

Descubrí esta novela a través de Twitter, o ella me descubrió a mí. Sea como fuere ahora ocupa un lugar en mi estantería.

En este libro encontraremos varios capítulos en los que acompañaremos al Duque del Altozano, reencarnado en mirlo blanco, en sus andazas en nuestra época. Las parejas que aquí aparecen son reales; quién sabe, quizá estés leyendo las aventuras y desventuras de gente que conoces por la red.

¿El amor por pasión o para la definitiva unión? Si puedes escuchar a este mirlo es que necesitas de su consejo. Y así sucederá, volará hasta aquel que lo necesite.

Con una prosa magnífica, de las que te hacen cantar, y toques de buen humor. Gracias a todos estos detalles la lectura se convierte en un momento muy agradable. Reír es tan necesario…

El gran escritor Fernando Cotta ha conseguido crear un personaje del que te enamoras, con el que te diviertes y con el que sufres (¡ay, pobre! la de cosas que le suceden). Le coges tanto cariño y parece tan real que lo sientes como tuyo.

Hay una sorpresilla y es que en el capítulo final colabora otro escritor.

Lo mejor: ¡habrá más aventuras!

Recomiendo que lo leáis y si podéis que acudais a una de las presentaciones que Fernando realiza por todo el país.  Escuchar cómo se creó esta novela, lo que contiene… de la voz del autor es todo un privilegio. Seguirle es un aprendizaje continuo.

En resumen, qué decir, que es un gran escritor.

Podéis haceros con este libro en los siguientes enlaces:

http://www.cvcediciones.com/inicio/7-el-duque-del-altozano.html

https://www.amazon.es/gp/aw/d/B01G2FZMVI

Tú… mi hogar

wpid-img-20150525-wa0018

Dormida en tus brazos

encuentro la paz;

lugar que adoro, que amo.

En tu calor descanso.

Envuélveme y resguardame

de la brisa;

déjame caer sobre tu pecho

un tiempo eterno,

mi vida junto a tu latido.

Y al compás soñemos

con dulces melodías

que nos acunen, al tiempo.

Déjame vivir en ti

porque sobre tu pecho

se encuentra mi lugar,

el más dulce…

mi hogar.

 

Cuando tú la tocas

caricias-manos

Cuando tú la tocas…

Manos dulces que acarician

sin presura;

dedos que la recorren

con ternura.

Cuando tú la tocas…

Es tu alma quien la inunda

y mi piel la que se eriza

si tú me dejas ver.

Cuando tú la tocas…

En cada cuerda creas vida,

en mi cuerpo el anhelo

cada vez que os veo, sólo

cuando tú la tocas.

La viajera del tiempo (Lorena Franco)

Compré esta novela porque su título y sinopsis llamaron mi atención. Ya tenía demasiadas novelas para leer durante el verano y la dejé para cuando las terminara, pero sucedió que la curiosidad pudo conmigo y leí el primer capítulo…a partir de ahí ya no pude parar.

LA NOVELA

Título: “La viajera del tiempo” (Novela finalista del  concurso de autores indie 2016)

Autora: Lorena Franco

Género: Fantasía

SINOPSIS

«Podrás recorrer el mundo, pero tendrás que volver a ti»

Un viaje a través del tiempo sorprendente, una historia inolvidable que te atrapará de principio a fin.

«–¿Qué es el amor?
Le preguntó una niña de cinco años a su hermano mayor.
Y él le respondió:
–El amor es cuando tú me robas cada día mi trozo de chocolate del almuerzo y yo, aún así, sigo dejándolo en el mismo sitio para ti todos los días».

William y Lía son hermanos. Almas gemelas. Una infancia difícil ha hecho que William y Lía dependan el uno del otro desde siempre.
Todo cambia cuando William desaparece sin dejar rastro, el mismo día en el que entierran a su madre en el año 2007. Nadie sabe qué es lo que ha podido suceder, ni siquiera Lía, convertida ya en una abogada de éxito.

Cinco años más tarde, cuando Lía entra por casualidad en una galería de arte neoyorquina en la que exponen retratos de escritores y pintores de principios del siglo XIX, descubre en uno de ellos el rostro de su hermano William. En la placa, un seudónimo: Escorpión, un misterioso escritor cuyas obras fueron publicadas entre 1808 y 1813.
Un maravilloso y mágico descubrimiento hará que Lía se convierta en una viajera del tiempo, con la esperanza de encontrar a su hermano en el pasado y traerlo de vuelta a casa.

Una mágica historia sobre el amor y la esperanza. Los recuerdos y el destino. Secretos y Misterio. Descubrimientos fortuitos. Vidas memorables más allá del tiempo y su caprichoso sino.

MI OPINIÓN

Lo primero que tengo que decir que es una novela que te atrapa desde la primera palabra, una autora que sabe crear intriga, cosa que a mí me gusta mucho a la hora de leer. Esa sensación de no poder parar porque quieres saber, ya mismo, lo que va a suceder. Es una novela de poca extensión, lo que yo agradezco porque muchas veces me aburro con descripciones interminables.

Esta novela presenta la historia de dos hermanos, el uno para el otro lo son todo. La relación a lo largo del tiempo de estos amigos de sangre me ha fascinado. A lo largo del libro irán apareciendo más personajes, que juntos formarán una gran historia.

Los personajes, de personalidades dispares, están muy bien creados; creo que aquí reside la fuerza de esta novela.

Hay momentos de risa, otros amargos, muchos tiernos… y el final, nada esperado. Puedo decir que cuando terminé la novela mi sensación era entre nudo en el estómago y emoción.

Sin duda, seguiré leyendo a esta autora que tiene varias publicaciones más.

Os dejo el enlace por si alguien quiere adquirir el libro:

La viajera del tiempo