La vida

La conservó todo lo que pudo. Ingenuamente siempre pensó que la acompañaría toda la vida.
Muchas luchas tuvo que vencer para permanecer junto a ella, negándose siempre a incumplir lo que de niña se había prometido.
Creó muros tan altos que algunos se hicieron imposibles de trepar. Creó rincones de oscuridad. Todo por mantenerla a salvo. Y lo consiguió, había encontrado la manera de protegerla.
Pero todo tiene su fin, decían, aunque ella se negase a creerlo.
Los muros cayeron, sin esperarlo, era tanta la ilusión que no tuvo tiempo de reaccionar. No se paró a sostenerlos, sólo se quedo observando, sintiendo como la oscuridad encerrada se la llevaba. No pudo salvarla o ya no quiso. Todos lo decían, y se dejó llevar como el resto aún sabiendo que si la dejaba marchar ya nunca volvería.
Rompió su promesa, al final la vida consiguió robarle su inocencia de niña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s